Menopausia y sexualidad

Qué es la menopausia

La menopausia no es una enfermedad, es un ciclo más en la vida de la mujer. Por suerte, las connotaciones que hasta hace poco asociaban la menopausia con el comienzo de la vejez y la imposibilidad de la maternidad han cambiado. La mujer ha de vivir la menopausia como una etapa natural, que le ofrece nuevas posibilidades y le permite gozar de la sexualidad sin tomar precauciones para evitar un embarazo no deseado.

menopausia

La menopausia (del griego mens, que significa «mensualmente», y pausi, que significa «cese») se define como el cese permanente de la menstruación debido a la disminución de la secreción de estrógenos y progesterona por pérdida de la función folicular. Estas hormonas son importantes para mantener en buen estado de salud la vagina y el útero, lo mismo que para los ciclos menstruales normales y para un embarazo exitoso. El estrógeno también ayuda a la buena salud de los huesos y a que las mujeres mantengan un buen nivel de colesterol en la sangre.

A menudo se confunden o se usan de forma indistinta menopausia y climaterio, pero lo cierto es que la menopausia es solo una etapa del climaterio. La duración del climaterio es de unos 10-15 años, y la menopausia lo divide en dos fases, la premenopausia (la época anterior a la última regla, que dura unos 3-5 años) y la posmenopausia (la época a partir de la última regla, que dura unos 7-10 años).

La menopausia se completa cuando no se ha tenido la menstruación duarante un año, y comienza la posmenopausia.

La edad de aparición de la menopausia es muy variable, pero se sitúa alrededor de los 50 años. Hablamos de menopausia precoz si la última regla se produce antes de los 40-45 años, y de menopausia tardía si todavía existen menstruaciones después de los 55 años. La edad promedio de la menopausia normal 51,4 años. Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada.

Algunos tipos de cirugía pueden producir la menopausia. Se le conoce como menopausia quirurgica. Por ejemplo, el extirpar el útero (histerectomía) provoca el cese de la menstruación. Cuando se extirpan ambos ovarios  (ooforectomía), los síntomas de la menopausia comienzan de inmediato, sin importar la edad.

La menopausia puede algunas veces ser causada por fármacos utilizados para quimioterapia u hormonoterapia para el cáncer de mama.

Menopausia Precoz
La menopausia precoz es aquella que acontece antes de los 40-45 años y debido a los cambios hormonales precoces, puede provocar problemas vasomotores, sofocos, taquicardia,
insomnio, dolor de cabeza y cuadros depresivos.

La menopausia puede tener vínculos hereditarios. Otra causa estudiada es la esterilización por el ligamento de trompas que disminuye el aporte de sangre que va hacia el ovario y así el órgano reduciría su función de manera prematura.

Las mujeres con menopausia precoz deben ser tratadas de inmediato con fármacos porque están muy expuestas a riesgos y trastornos causados por una baja e irregular producción de hormonas. Deben recibir un tratamiento hormonal, un aporte extra de calcio y eventualmente otros medicamentos para disminuir los problemas como fracturas debido a osteoporosis.

Hay mujeres que tienen problemas de menopausia con 25 años, pero en general no sufren de menopausia precoz y sí de insuficiencia ovárica prematura. Los síntomas son similares pero la diferencia está en que la función ovárica es inconstante e impredecible durante años, existiendo la probabilidad de ovular y la posibilidad de quedar embarazada.

La menopausia puede retrasarse debido a la obesidad, problemas en la glándula, tiroides. altos niveles de estrógenosa, antecedentes familiares, Nivel cognitivo, embarazos múltiples, embarazo tardío.

Riesgos de una menopausia tardía 

A diferencia de la menopausia temprana y precoz, la menopausia tardía puede tener algunos beneficios para la salud, debido a que en la menopausia se produce una disminución hormonal, que está relacionada con la osteoporosis o los problemas cardiovasculares. Por lo tanto mientras los ovarios de una mujer estén fabricando hormonas la aparición de estos problemas de salud se retrasarán.

No obstante, las mujeres con menopausia de aparición tardía tienen un mayor riesgo de cáncer de mama y de cáncer cervical. 

Síntomas de la menopausia

Los síntomas varían de una mujer a otra, e incluso hay mujeres que no los sufren. Pueden durar 5 o más años y en el caso de la menopausia quirúrgica pueden ser más intensos y empezar más repentinamente.

Los síntomas comunes son:

menopausia

Menopausia: Pruebas y exámenes

Se pueden utilizar exámenes de orina y de sangre para buscar cambios en los niveles hormonales. Estos resultados pueden ayudar al médico a determinar si usted está cerca de la menopausia o ya ha llegado a ella.

Los exámenes que se pueden realizar son, entre otros:

  • Orina: Estradiol, hormona foliculoestimulante, hormona luteinizante
  • Examen pélvico: La disminución del estrógeno puede ocasionar cambios en el revestimiento de la vagina.
  • Densidad ósea: La pérdida ósea se incrementa durante los primeros años de la menopausia. Se recomienda esta prueba en todas las mujeres de edades entre los 60 y 65 años, antes si se tiene mayor riesgo de sufrir osteoporosis, debido a antecedentes familiares o a la medicación.

Tratamiento para la menopausia

Como se ha dicho la menopausia no es una enfermedad, por lo que no es necesario un tratamiento, aunque si se recomienda cambios del estilo de vida y tomar suplementos nutricionales para la prevención de algunas enfermedades, como la osteoporosis.

En algunos casos es recomendable el tratamiento con hormonoterapia, dependiendo de: Intensidad de los síntomas, salud general, preferencias personales. Es un tratamiento con estrógenos y, algunas veces, con progesterona.

Aunque algunos estudios han cuestionado los riesgos y beneficios de la hormonoterapia para la salud, entre ellos, el riesgo de cáncer de mama, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre, las pautas actuales apoyan el uso de la hormonoterapia para el tratamiento de los sofocos, siguiendo estas recomendaciones:

  • La hormonoterapia no se debe emplear en mujeres que hayan comenzado la menopausia hace muchos años, excepto los tratamientos vaginales con estrógenos.
  • Su médico debe conocer toda su historia clínica y antecedentes familiares antes de recetarle hormonoterapia (HT).
  • No se debe utilizar durante más de 5 años.
  • Las mujeres sometidas a hormonoterapia deben tener un riesgo bajo de accidente cerebrovascular, cardiopatía, coágulos de sangre o cáncer de mama.

Para reducir los riesgos de una terapia con estrógenos, el médico puede recomendar:

  • Utilizar una dosis más baja de estrógeno o una preparación diferente de estrógeno como una crema vaginal o parches en la piel en vez de una pastilla.
  • Someterse a exámenes pélvicos y citologías vaginales regulares y frecuentes para detectar problemas lo más temprano posible.
  • Someterse a exámenes físicos frecuentes y regulares, por ejemplo, exámenes de mama y mamografías.
  • Las mujeres que todavía tienen el útero deben tomar estrógenos combinados con progesterona para prevenir el cáncer del revestimiento del útero (cáncer del endometrio).menopausia

Alternativas a la hormonoterapia

Hay otros medicamentos que pueden ayudar con los cambios del estado de ánimo, los sofocos y otros síntomas. Estos medicamentos son, entre otros: antidepresivos, antihipertensivos, anticonvulsivos.

Algunos suplementos alimenticios, especialmente formulados para combatir los síntomas de la menopausia también pueden ser eficaces.

consejosCambios en el estilo de vida

Las medidas de estilo de vida que usted puede tomar para reducir los síntomas de la menopausia abarcan:

Cambios en la dieta:

  • Evite la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados.
  • Consuma alimentos o suplementos de soja; la soja contiene estrógenos.
  • Consuma bastante calcio y vitamina D de alimentos y suplementos.
  • Consuma una alimentación baja en grasa.

Ejercicio y técnicas de relajación:

  • Haga ejercicio de resistencia que ayudan a fortalecer los huesos y mejorar el equilibrio.
  • Haga los ejercicios de Kegel diariamente. Fortalecen los músculos de la vagina y la pelvis.
  • Practique respiraciones lentas y profundas cada vez que comience un sofoco. Trate de tomar 6 respiraciones por minuto.
  • Pruebe con yoga, tai chi o meditación.

Otros consejos

  • Vístase con ropa ligera y en capas.
  • Permanezca sexualmente activa.
  • Utilice lubricantes o un humectante vaginal durante la relación sexual.
  • Controle la presión arterial, el colesterol y otros factores de riesgo de cardiopatía.
  • Si muestra signos iniciales de pérdida ósea o tiene antecedentes familiares de osteoporosis, hable con el médico acerca de los medicamentos que pueden ayudar a detener un debilitamiento óseo mayor.

Menopausia y sexualidad

La menopausia genera en el organismo de la mujer una serie de cambios hormonales que sin duda afectan a su vida sexual. El descenso en la producción de estrógenos puede generar falta de deseo sexual, menor lubricación vaginal, dolor durante el coito, menor intensidad en la excitación y el orgasmo e incluso inseguridad ante los cambios físicos.

Pero también hay una sintomatología que va más allá de lo físico: Irritabilidad, susceptibilidad, dificultad de concentración, ansiedad, cansancio, etc.

Todo ello afecta a la actividad sexual. Llegada la menopausia la mujer necesita más tiempo para excitarse y que la vagina empiece a lubricar. La sequedad vaginal puede hacer que el coito sea doloroso o incómodo, y la mujer puede perder el interés por el sexo. La solución es sencilla: tomarse más tiempo para la estimulación y utilizar geles lubricantes y vigorizantes naturales.

La pérdida del tono muscular del suelo pélvico junto a la sequedad vaginal, hace que las contracciones que se producen durante el orgasmo sean menos intensas y duraderas. En este caso, la gimnasia pélvica ayudará a la mujer a mantener el control de estos músculos y con ello la intensidad de sus orgasmos.

Es necesario ser consciente de que se puede y se debe disfrutar de la sexualidad a cualquier edad y nuestra sexualidad está en el cerebro. La menopausia libera a la mujer de un posible embarazo. Es tiempo para redescubrir la sexualidad. De hecho, puede ser una terapia muy eficaz para combatir los síntomas de la menopausia.

Puedes comprar suplementos naturales que te ayuden a combatir los síntomas de la menopausia y a aumentar tu deseo sexual en tu farmacia online o parafarmacia http://www.farmadina.com