Ya ha acabado la operación bikini, y en el mejor de los casos, has logrado quedarte en el peso que querías. ¡Enhorabuena! Sé que ha sido duro, así que vamos a hacer todo lo posible para que no recuperes los kilos que tanto esfuerzo te han costado perder.

Todos sabemos que los kilos son difíciles de perder, pero que se recuperan muy fácilmente. Por duro que resulte perder peso, lo realmente difícil es mantenernos en la talla que queremos.

Te damos algunas pequeñas recomendaciones para que te mantengas en tu peso, evitando el efecto yo-yo. No nos vamos a engañar, de nuevo tendrás que tener fuerza de voluntad, pero recuerda que todo lo que vale la pena cuesta trabajo, y que no solo es por estética. Un peso adecuado a tu talla es bueno para tu salud.

No tomes tu pérdida de peso como algo temporal, que durará poco tiempo. Piensa en ello como algo definitivo que te va a ayudar a hacer tu vida más saludable y longeva y a tener una mejor calidad de vida.

Has cambiado tus hábitos por otros mejores, es cuestión de mantenerlos. No hace falta que nos sacrifiquemos continuamente, pero sí que mantengamos unos buenos hábitos alimentarios y que hagamos más ejercicio.

CONSEJOS PARA NO RECUPERAR LOS KILOS PERDIDOSConsejos para no recuperar los kilos perdidos

Si tomamos más energía (comida) de la que gastamos, se almacenará en forma de grasa y aumentaremos de peso, por ello, si comemos más debemos compensarlo moviéndonos más, haciendo más ejercicio.

Podemos aprovechar cualquier oportunidad para aumentar nuestra actividad física: sube por las escaleras en lugar de tomar el ascensor, camina en lugar de coger el coche siempre que puedas, apúntate al gimnasio o a clases de baile. Te sentirás mejor día a día, más vital, más en forma.

No te obsesiones. pésate una vez por semana. Si has engordado bastará con ajustar tu dieta un día a la semana y hacer algo más de ejercicio, esto reequilibrará la balanza a tu favor para mantener un buen peso con un margen de 1 ó 2 kilos arriba o abajo.

Hacer ejercicio o llevar una vida activa es un hábito saludable que vale la pena conservar, no solo para mantenernos en nuestro peso, sino para mejorar nuestra salud. Caminar, correr, bailar, montar en bici, nos ayuda a mejorar nuestro corazón y nuestros pulmones. Los ejercicios aeróbicos reducen además el riesgo de depresión y mientras hacemos ejercicio nos olvidamos de comer. Busca un ejercicio que sea divertido, que te guste y al que no te importe dedicarle 1 hora al día. Si lo haces en compañía mejor. Puedes hacerlo incluso con toda la familia.Consejos para no recuperar los kilos perdidos

Recuerda que en verano, si haces ejercicio al aire libre debes evitar las horas de mayor insolación de 12,00 a 17,00. Sal a pasear mejor a la caída de la tarde, o antes de las 11,00 horas para evitar los golpes de calor.

Cuida tu alimentación. Come de todo, pero sin abusar de las grasas y el alcohol. Puedes tomar gazpacho (del que se bebe, que es más ligero, no porras ni salmorejo), tinto de verano (mejor con gaseosa), cerveza sin alcohol, zumos, té con hielo y sobretodo agua, mucha agua que estamos en verano….Consejos para no recuperar los kilos perdidos

Y para comer: mejillones, gambas, pescado a la plancha, brochetas, ensaladas, parrillada de verduras, marisco, carne a la plancha (o en barbacoa, eso sí sin abusar de las salsas), sepia y calamares a la plancha…y como postre o para tomar entre horas resulta ideal y sano la fruta del verano bien fresquita: Sandía, melón, piña, melocotón fresas…  O un buen helado de vez en cuando, ¿Porqué no?.

Hay un refrán que dice: no llenes el ojo antes que la tripa. Significa que cuando vemos una comida que nos apetece mucho o tenemos hambre, nos servimos más comida de la que vamos a comer. El problema es que a veces nos servimos de más, pero acabamos el plato. Recuerda que el hambre tiene un factor psicológico, si usamos un plato de postre, podemos llenarlo por completo. Estaremos comiendo lo mismo que si nos ponemos una ración pequeña en un plato normal, pero tendremos la sensación de comer más y nos saciaremos antes.

Consejos para no recuperar los kilos perdidos

No te obsesiones. No tienes que renunciar a tu vida social. Date un capricho de vez en cuando, pero acuérdate de no darte atracones, y olvídate de la culpabilidad, sólo te producirá ansiedad y más hambre. Si te pasas, lo compensas o lo previenes con Menoskal, que hará que absorbas menos calorias durante la comida, eso sí sólo para compromisos.

Si te sientes un poco decaid@, toma un complemento vitamínico com ABC Plus de Puritan´s Pride. 

Si sigues estos consejos, verás como mantenerte en tu peso no es misión imposible.

Recuerda que puedes encontrar estos y muchos más complementos para ayudarte a no recuperar tus kilos perdidos en tu farmacia o parafarmacia online: Farmadina.