DE PELO ESTROPEADO A PELAZO EN 3 PASOS

Nuestro pelo es uno de los elementos que más nos ayuda a mantener nuestra belleza natural. Un pelo sano, bonito, bien cuidado y con el corte adecuado puede marcar la diferencia, y si no que se lo pregunten a Jennifer Aniston, que marcó tendencias con su corte desfilado, uno de los más imitados. Pero, francamente, ¿quién puede presumir de tener un cabello perfecto? Siempre hay un pequeño detalle que nos lo impide. En la mayoría de los casos el volumen o el brillo han desaparecido, los rizos son rebeldes y las puntas del cabello se vuelven a abrir sin saber el porqué… Queremos ayudarte a seguir el camino hacia el cabello de tus sueños.

DE PELO A PELAZO

Te explicamos cómo empezar tu programa de rescate capilar en 3 fases:

1) consejosElige un corte de pelo que te favorezca

Atrévete con ese cambio de look que hace tanto que tu cabello te está reclamando.

No te hagas de rogar más y aprovecha que es hora de sanear tu cabello para cambiar de imagen. Te sentará bien.

Debes tener en cuenta unos pequeños consejos o trucos:

  • La forma de tu rostro: Para lucir el corte de pelo perfecto debes tener en cuenta la forma de tu rostro: alargado, redondo, cuadrado, oval…Tu objetivo: hacer que tu rostro se vea más oval –que es la forma más armoniosa–. Para ello busca en la web cortes para tu tipo de rostro o sencillamente, consúltale a tu peluquera.

    corte de pelo según la forma del rostro

    Corta tu pelo de la forma que más favorezca a tu rostro

  • La textura : Es fundamental a la hora de elegir tu corte, tener en cuenta la textura de tu cabello. Por ejemplo: si eres una mujer de pelo lacio no te fijes en el corte de Shakira, hazlo en el de Pilar Rubio ;-). Selecciona, entonces, celebridades que tengan una textura similar a la tuya y a ser posible una forma de rostro similar. Te recomendamos que le lleves a tu estilista las fotos de los cortes que más te agradan; estas le servirán como guía.
  • Tu estilo de vida: ¿Cuánto tiempo puedes dedicar a tu pelo al día? Esta es la pregunta clave para mantenerlo tal y como salió de la peluquería. Si como la mayoría vas siempre apurada, y no muy habilidosa, opta por cortes de bajo mantenimiento. Pero si el corte perfecto para tí precisa dedicarle 30 minutos diarios, piensa si te merece la pena el sacrificio y planifica el día. ¡Pregúntale a tu peluquera cuál es el que más te recomienda!
  • Para concluir, es vital que acudas a un profesional de confianza. Ahora sí: ¡a por ese corte que tanto te va a favorecer!

2) ¿Cómo me lavo el pelo?.

Champú y mascarilla: Elige un champú y un tratamiento apropiado, por ejemplo para la caspa si es tu caso.

Estos productos pueden proporcionarte todo el cuidado que tu cabello necesita, pero para garantizar su eficacia, has de escogerlos en función de las necesidades de tu cabello. Aparte del champú, todos los cabellos necesitan un acondicionador y una mascarilla adaptada a sus características que se aplicarán una vez por semana. Los aceites esenciales naturales, como el aceite del árbol del té, usando unas gotas junto con tu champú o tu acondicionador proporcionan brillo y suavidad al cabello.

Mantén una higiene periódica de pelo y el cuero cabelludo lavandolo1 ó 2 veces a la semana, a no ser que lo tengas graso, en cuyo caso puedes lavarlo más a menudo. Procura no abusar de los lavados ya que, al contrario de lo que se creía resecan y engrasan el cabello.

Para un correcto lavado del cabello, en primer lugar enjuágalo para eliminar la suciedad, grasa y polvo. A continuación aplica una pequeña cantidad de champú y lava el cabello. Hay que tratarlo con delicadeza, masajeándolo suavemente con la yema de los dedos desde la nuca hasta el cuello. Aclara cuidadosamente el cabello. El aclarado es clave: empieza por agua templada y termina con agua muy fría. Así aportarás brillo a tu pelo. Es fundamental dejarlo libre de cualquier resto de jabón. Repite el proceso sólo si el cabello estuviese muy sucio o graso.

Favorece la renovación capilar con lociones, bálsamos o mascarillas para después del lavado que mejoren la circulación en el cuero cabelludo y aumenten la oxigenación. Desenreda el cabello cuando apliques la mascarilla. Siempre con un peine de cerdas anchas. Nunca con un cepillo. Vuelve a enjuagar el cabello para retirar la mascarilla o suavizante.

Secar el cabello: Para secar el cabello recién lavado, basta con presionarlo con la toalla hasta absorber el exceso de humedad. No frotes el pelo en el secado. Secadores y planchas sólo cuando sea imprescindible, y siempre a una temperatura media-baja. Si utilizas secador, manténlo a 15-20 centímetros. No lo seques inmediatamente. Ten la toalla en la cabeza unos 15 minutos.

  • Si tu cabello es muy fino debes mantener baja la potencia de aire del secador. De otro modo acabarías enredando tu cabello.
  • Seca cada mechón desde las raíces hasta las puntas. Esta técnica alisa la cutícula capilar y hace que el cabello se vea más sano, brillante y protegido. Para no aplicar calor durante mucho rato en el mismo punto mantén en movimiento el secador. Te recomendamos dividir tu cabello en varias partes y sujetarlas con pinzas o pasadores. Seca tu cabello empezando por el cuello y ves subiendo hasta la altura de la coronilla para no dar calor varias veces en el mismo punto.
  • Si quieres ir más rápida secándote el pelo aumenta la intensidad del aire pero no subas la temperatura.
  • Utiliza siempre un spray protector de calor para prevenir el daño que causa el secador.
  • Utiliza una boquilla que concentra el aire te ayudará a dirigir toda la intensidad del aire hacia el mechón de pelo por el que estás pasando el cepillo.
  • Mientras te secas el pelo, date un breve soplo de aire frío. Este paso aporta más elasticidad al cabello.

3) Dieta para dar belleza a tu pelo

Una alimentación adecuada es la base de un cabello saludable. Las proteínas y la vitamina B5 juegan un papel crucial para garantizar un cuero cabelludo y un cabello saludables. Los huevos, las nueces y el queso incorporan las proteínas necesarias. La vitamina B5 o ácido pantoténico la encontramos en el arroz, las judías verdes o en los cereales. Las vitaminas y las sales minerales refuerzan la raíz del cabello. Cuidado, el café estimula la secreción de grasa en las raíces, lo que favorece la descamación y la aparición de caspa. La nicotina y el alcohol tampoco tienen lugar en nuestra dieta de belleza capilar. Sin embargo, nos sentarán de maravilla las frutas, el pescado, las legumbres de hoja verde, la leche de soja y los alimentos producidos a base de cereales. Estos alimentos contienen grandes cantidades de hierrobiotinazinc y ácido fólico.

Puedes ayudarte con algunos complementos alimenticios naturales que te van a ayudar a nutrir tu cabello para que esté más fuerte, denso y brillante.

A tener en cuenta:A tener en cuenta

Con los consejos anteriores hemos mejorado nuestro cabello. Ahora hay que mantenerlo y solucionar problemas específicos.

 

  • Da flexibilidad a tu cabello: El cabello grueso y rebelde, además de necesitar los ingredientes que realzan su estructura capilar, necesita lípidos. Los productos de cuidado enriquecidos con preciados aceites vegetales proporcionan al cabello los ácidos grasos insaturados que necesita. Los acondicionadores ayudan a mantener suave y flexible la cutícula capilar. Aplícalo sobre las zonas más dañadas y las puntas secas de tu cabello.
  • Aumenta el brillo: usa mascarilla, haz el último enjuague con agua fría, seca con cuidado y no abuses del secador, si lo haces usa protectores de calor. Utiliza productos con provitamina B5 y biotina, como el champú a la biotina o el champú de cebolla. Cuida tu alimentación y hazla rica en vitaminas y minerales (frutas, verduras, cereales), o utiliza complementos alimenticios
  • Un buen cepillo es esencial pero ojo, sólo para el cabello lacio: Los mejores cepillos tienen las cerdas naturales o mixtas, y se deslizan fácilmente sobre el cabello. Has de tener el cabello completamente seco o muy poco húmedo para cepillarlo fácilmente, porque cuando está mojado es más sensible. Un buen cepillado ayuda además a eliminar los residuos de productos de acabado del cabello mientras reparte uniformemente la grasa capilar de la raíz hasta las puntas del cabello y reactiva la microcirculación. Unas gotas de aceite de argán mejorarán los resultados.
  • Cantidad: Para aumentar la cantidad de tu pelo, evita tratamientos agresivos como secadores, planchas, tientes y permanentes. No uses gorros. Cuida tu alimentación con una dieta rica en vitaminas, proteínas y minerales o utiliza complementos anticaida. Utiliza champús y tratamientos anticaida. Mientras estos hábitos y productos hacen efecto, parecerá que tienes más cantidad de pelo si lo oscureces un tono, también puedes cardarlo ligeramente y usar un champú redensificante.
  • Productos hidratantes y nutritivos para el cabello: Cuando el cabello fino y desvitalizado está encrespado, no podemos utilizar acondicionadores que sean ricos en lípidos y lo apelmacen. Este tipo de cabello necesita proteínas. El cabello pierde esta sustancias cada vez que lo lavamos por eso necesita que se la devolvamos. Los champús, acondicionadores, tratamientos sin aclarado y mascarillas contienen ingredientes hidratantes. Si hacemos un uso regular de estos productos podemos conseguir un cabello muy saludable y con un brillo asombroso. Los climas húmedos y las días de lluvia no suponen ningún problema a un cabello que está suficientemente hidratado.
  • Cabello frágil y quebradizo: suele tener las puntas abiertas, padece el encrespamiento, está rugoso y se ve apagado. La cutícula capilar envuelve el cabello con una capa lisa pero cuando está dañada deja de reflejar la luz y el cabello se ve apagado. Los productos de cuidado o los complementos nutricionales específicos con proteínas de seda, soja o trigo fortalecen la estructura del cabello debilitada y lo cubren con una fina capa protectora hasta el próximo lavado. El cabello se ve más brillante, sano y ligero. Otros ingredientes activos como la coenzima Q10 pueden reparar el cabello quebradizo y favorecen la formación de keratina, el componente principal del cabello. Ingredientes activos como la sílice de bambú o las raíces de Ginseng fortalecen el cabello más desvitalizado. Los productos que contienen un complejo de polímeros iónicos neutralizan la electricidad estática del cabello más difícil de peinar. El complejo de polímeros iónicos restaura la suavidad de la cutícula capilar y repara la estructura capilar desde el interior.

Puedes comprar productos naturales en tu farmacia online o parafarmacia.