Beneficios del descanso

El descanso es una asignatura pendiente. No le solemos dar la importancia que tiene al descanso ni al sueño. Pensamos que con 5-6 horas es suficiente, pero poco a poco la falta de sueño afecta al funcionamiento global del organismo y cuanto antes pongamos remedio mejor.

Siempre establecemos unas ocho horas de sueño como las adecuadas para un descanso completo, pero recordemos que cada uno tiene sus ritmos biológicos. Y no sólo se debe tener en cuenta la cantidad de sueño, sino la calidad. Al igual que planificamos nuestro día, debemos planificar la noche y la hora de acostarnos, en función a la hora a la que nos tengamos que levantar.

Las funciones cruciales del cerebro que ocurren durante el sueño no pueden ser reproducidas cuando estamos despiertos, y entre los beneficios del sueño cabe destacar:

  • El descanso evita el estrés:

    Dormir bien es beneficioso para que nuestro cuerpo pueda recuperarse del estrés y los daños producidos por las condiciones externas. Cuando nuestro cuerpo no descansa lo suficiente, aumenta la presión sanguínea, empezamos a sentirnos estresados y esto nos dificulta el sueño. El proceso se convierte en un círculo vicioso que debemos evitar. Dormir bien entre 7 y 9 horas diarias nos ayuda a protegernos del estrés.

  • El descanso ayuda mantener un corazón saludable:

    Cómo ya se ha comentado, un buen descanso hace que la presión sanguínea baje, pero además disminuye el colesterol en sangre. Como ambos son factores de riesgo para padecer una enfermedad cardiovascular, descansar bien ayuda a tener un corazón más saludable.

  • El descanso disminuye las posibilidades de padecer una depresión:

    Según las conclusiones de diversos estudios, la falta de descanso afecta a nuestras respuestas emocionales, conduciendo a un estado de melancolía que nos lleva a no poder afrontar con normalidad el estrés diario. Mientras dormimos todos los procesos químicos de nuestros cuerpos se estabilizan. Dormir poco y estar cansado durante el día es un factor que nos vuelve más vulnerables a la depresión, sobretodo a las personas con déficit de serotonina, la también llamada hormona de la felicidad.

  • El descanso ayuda a perder peso:

    Descansar insuficientemente puede producir trastornos en el metabolismo. Dormir poco altera la producción de las hormonas, como la leptina, que regulan el apetito, lo cual lleva a comer más y aumenta la ingesta de alimentos dulces.

  • El descanso mejora tu capacidad de atención y memoria:

    Un buen descanso ayuda a estar más atento a nuestro alrededor y mejora nuestra memoria. Mientras dormimos, el cerebro procesa todo lo que aprendemos y vemos durante el día y decide qué olvidamos y que recordamos. Esto tiene lugar durante el denominado sueño profundo (de ondas lentas o NREM), que ocurre durante la primera parte de la noche, y que parece tener un papel en el fortalecimiento de la memoria explícita relativa al conocimiento. Por otra parte, el sueño REM (sueño de movimientos oculares rápidos), que se puede considerar como una fase de transición entre el sueño y la vigilia, y durante el cual se producen los sueños, parece estar implicado en el fortalecimiento de las memorias implícitas relativas a las habilidades. Si no dormimos bien y las horas suficientes corremos el riesgo de no tener un rendimiento óptimo en los estudios o en la vida cotidiana.

  • El descanso disminuye el riesgo de sufrir diabetes:

    El sueño y la diabetes tienen una relación mucho más directa de lo que a priori a todos nos pudiera parecer. Las personas que no descansan bien, duermen mal o padecen apnea del sueño tienen un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2 que aquellas que por el contrario descansan bien. Esto se debe a que al dormir poco se elevan los niveles de cortisol y de hormona del crecimiento, y ambas hormonas antagonizan los efectos de la insulina. Además, las personas que duermen poco tienen niveles más elevados de TNF-alpha, Interleuquina-6 y proteína C-reactiva, que aumentan la resistencia a la insulina. Asimismo, en aquellas personas que ya padecen diabetes, un mal descanso empeora el pronóstico de la enfermedad.

Un buen descanso resulta además la herramienta más efectiva para tener un mejor aspecto. Mientras dormimos nuestras células se renuevan y el cuerpo se oxigena, por eso, cuando nos faltan horas de sueño nos sentimos cansados y tenemos peor aspecto.

Beneficios del descanso

Descanso

 

Si tienes dificultades para conciliar el sueño, prueba distintas maneras de relajarte desde una respiración profunda, hasta un largo baño o eliminar el consumo de cafeína. Con un buen descanso no solo te sentirás bien sino que te verás mejor que nunca.

Si tienes problemas para dormir, aquí puedes encontrar productos naturales para conciliar el sueño.

Puedes comprar productos naturales en tu farmacia online o parafarmacia.