Psoriasis, el mal de las escamas

QUÉ ES LA PSORIASIS

La psoriasis es una enfermedad o afección común de la piel que causa descamación e inflamación (irritación, dolor, hinchazón, calentamiento y coloración). Regularmente las células de la piel crecen desde las capas más profundas y suben lentamente a la superficie, reemplazando constantemente a las células muertas de la superficie. Este proceso se llama renovación celular, y tarda aproximadamente un mes. Con la psoriasis, la renovación celular ocurre en sólo unos pocos días, lo que provoca que las células nuevas suban demasiado rápido y se acumulen en la superficie. La mayoría de las personas con psoriasis presentan parches gruesos de color plateado-blanco con piel roja y escamosa, llamados escamas.

psoriasis

En la mayoría de los casos la psoriasis causa parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas plateadas. Estas placas pueden producir picor o dolor. A menudo se encuentran en los codos, las rodillas, otras partes de las piernas, el cuero cabelludo, la parte baja de la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. También pueden aparecer en otras partes tales como las uñas de las manos y los pies, los genitales y la parte interior de la boca.

EPIDEMIOLOGÍA DE LA PSORIASIS

La psoriasis puede afectar a cualquier persona, pero ocurre más frecuentemente en los adultos. Casi siempre comienza entre las edades de 15 y 35 años. En algunos casos, las personas con psoriasis tienen antecedentes familiares. Ciertos genes parecen estar vinculados a esta enfermedad. La psoriasis aparece con igual frecuencia en hombres y mujeres.

psoriasis

CAUSAS DE LA PSORIASIS

No es una enfermedad contagiosa, por lo que no se puede transmitir de una persona a otra. Los médicos piensan que puede ser un trastorno autoinmunitarioEsto ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error e inflama o destruye tejido corporal sano. La psoriasis comienza en el sistema inmunitario, principalmente con un tipo de células blancas presentes en la sangre llamadas linfocitos T. Los linfocitos T ayudan a proteger el cuerpo contra infecciones y enfermedades. En la psoriasis, los linfocitos T se activan indebidamente, causando la activación de otras respuestas inmunitarias. Esto produce hinchazón y el rápido reemplazo celular en la piel. Las personas que tienen psoriasis pueden notar que a veces la piel mejora y otras veces empeora. Los siguientes factores pueden desencadenar un ataque de psoriasis o hacer que la afección sea más difícil de tratar:

  • Infecciones bacterianas o virales, como faringitis estreptocócica e infecciones de las vías respiratorias altas
  • Aire seco o piel seca
  • Lesión en la piel, como cortaduras, quemaduras y picaduras de insectos
  • Algunos medicamentos, entre ellos antipalúdicos, betabloqueadores y litio
  • Estrés
  • Muy poca luz solar
  • Demasiada luz solar (quemadura solar)
  • Demasiado alcohol

La psoriasis puede ser peor en personas con un sistema inmunitario debilitado, lo cual puede deberse a:

  • SIDA
  • Trastornos autoinmunitarios (como la artritis reumatoidea)
  • Quimioterapia para cáncer

DIAGNOSTICO DE LA PSORIASIS

La psoriasis puede ser difícil de diagnosticar porque en ocasiones los síntomas se parecen a los de otras enfermedades de la piel. En estos casos, el médico debe examinar una pequeña muestra de piel (biopsiaen el microscopio.

psoriasis

TRATAMIENTO DE LA PSORIASIS

La psoriasis es una afección crónica, que aunque no tiene cura, se puede controlar mediante tratamiento. Puede desaparecer durante períodos extensos y luego volver. Con el tratamiento apropiado, no afecta la salud general. Algunas personas con psoriasis tienen un tipo de artritis. El tratamiento para la psoriasis depende de:

  • La gravedad de la enfermedad
  • El tamaño de las placas de psoriasis
  • El tipo de psoriasis
  • La reacción del paciente ante ciertos tratamientos.

Los tratamientos para la psoriasis no funcionan igual para todo el mundo. El médico debe cambiar el tratamiento si éste no funciona, provoca una mala reacción o si deja de funcionar.

Tratamiento tópico: Los tratamientos aplicados directamente a la piel o el cuero cabelludo (cremas, pomadas) pueden:

  • Ayudar a reducir la inflamación y el reemplazo celular
  • Reducir la actividad del sistema inmunitario
  • Ayudar a descamar la piel y destapar los poros
  • Suavizar la piel.

Estos tratamientos pueden abarcar:

  • Cremas o ungüentos de cortisona.

  • Cremas o ungüentos que contengan alquitrán de hulla o antralina.

  • Cremas para quitar la descamación (generalmente ácido salicílico o ácido láctico). 

  • Champús para la caspa o específicos para la psoriasis.

  • Humectantes.

  • Medicamentos recetados que contengan vitamina D o vitamina A (retinoides).

Fototerapia: La luz ultravioleta natural producida por el sol y la luz ultravioleta artificial se usan a veces para tratar la psoriasis. Un tratamiento, llamado PUVA, combina el uso de la luz ultravioleta con un medicamento que sensibiliza la piel a la luz. La fototerapia para la psoriasis se puede administrar como luz ultravioleta A (UVA) o luz ultravioleta B (UVB).

Tratamiento sistémico: Si usted tiene una psoriasis muy intensa, el médico probablemente recomendará medicamentos que inhiban la respuesta inmunitaria defectuosa del cuerpo. Estos medicamentos abarcan metotrexato o ciclosporina. También se pueden utilizar retinoides como acitretina.

Los fármacos más nuevos, llamados biológicos, se emplean cuando otros tratamientos no funcionan. Los biológicos aprobados para el tratamiento de la psoriasis comprenden:

Normalmente no se usan antibióticos para el tratamiento de la psoriasis a menos que una infección bacteriana empeore la psoriasis.

Terapia combinada: Al combinar los tratamientos tópicos (los que se aplican a la piel), la fototerapia y los tratamientos sistémicos, muchas veces se puede usar una dosis más baja de cada uno. La terapia combinada también puede dar mejores resultados.

 REMEDIOS NATURALES

La psoriasis puede mejorar gracias a remedios naturales también empleados para complementar el tratamiento farmacológico. A continuación le señalamos algunos suplementos que pueden ayudar a mejorar los síntomas de la psoriasis:

Puedes comprar suplementos naturales en tu farmacia online o parafarmacia http://www.farmadina.com

consejos

CONSEJOS PARA MEJORAR LOS SÍNTOMAS

  • Tomar un baño o una ducha diariamente puede ayudar con la psoriasis. Trate de no frotarse con demasiada fuerza porque esto puede irritar la piel y desencadenar un ataque. Utilice productos de higiene específicos como Blue Cap
  • Los baños de harina de avena pueden actuar como calmante y ayudar a aflojar las escamas. Se pueden utilizar productos para estos baños de venta libre o puede mezclar una taza de dicha harina en la bañera con agua caliente. Un gel de avena hipoalergénico, sin jabón, como AvenaMit, puede venirle bien. 
  • Mantener la piel limpia y húmeda y evitar los desencadenantes específicos de la psoriasis puede ayudar a reducir el número de reagudizaciones.
  • La luz solar puede ayudar a que los síntomas desaparezcan, pero tenga cuidado con las quemaduras solares.
  • La relajación y las técnicas antiestrés pueden servir. Puede ayudarse de suplementos naturales antiestrés
  • Reducir el alcohol puede ayudar a evitar que la psoriasis empeore.
  • Los baños en el mar pueden mejorar la psoriasis.

Puedes comprar suplementos naturales en tu farmacia online o parafarmacia http://www.farmadina.com