Silicio fuente de salud y belleza  

Qué es el silicio orgánico

El silicio es un oligoelemento. Los oligoelementos son moléculas indispensables para la vida, presentes en los seres vivos en pequeñas cantidades y que deben ser suministrados a través de la dieta, ya que el organismo, por sí sólo, es incapaz de producirlos.

Quimicamente hablando el silicio es un elemento metaloide, de la familia de los carbonoideos de símbolo químico Si. Es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre (27,7 % en peso) después del oxígeno. Se presenta en forma amorfa y cristalizada; el primero es un polvo parduzco, más activo que la variante cristalina, que se presenta en octaedros de color azul grisáceo y brillo metálico. Se filtran naturalmente en pequeñas cantidades a ríos, lagos o manantiales como silicato soluble, o ‘ácido silícico’.

SILICIO, FUENTE DE SALUD Y BELLEZA

Las plantas absorben estos compuestos de silicio y los transforman en fitolitos, una forma no cristalina que puede ser asimilada por los seres vivos, también conocida como silicio orgánico. De esta forma el silicio esta disponible en todos los seres vivos, sobre todo en las plantas (estando así en la base de la cadena alimenticia).

El silicio existe en casi todas las partes del cuerpo humano, en especial en las uñas, cabello, dientes, huesos y fundamentalmente en el tejido conectivo, por lo que es muy utilizado en tratamientos de belleza, para ayudar a restaurar la piel arrugada y flácida, fortalecer las uñas o dar vitalidad al cabello. También esta presente en multitud de complementos deportivos, dado su papel en la formación de huesos y tendones.

cadena trófica

El silicio orgánico y la silicoterapia. 

El silicio orgánico constituye un instrumento terapéutico de increíbles alcances en distintas ramas de la Medicina. La rama que se encarga de aplicar las propiedades curativas de este elemento es la silicoterapia. A pesar de que ya los egipcios conocían la utilidad terapéutica del silicio, la Silicoterapia no se desarrollaría hasta mediados del siglo XX. El motivo ha de buscarse en el hecho de que los alcances terapéuticos de este mineral dependen de cuál sea su forma molecular. Históricamente, terapeutas, herboristas y científicos se habían topado con un obstáculo difícil de vencer: obtener una molécula de silicio orgánico, única forma en la que el mineral puede ser absorbido por el ser humano y alcanzar toda su eficacia terapéutica. Un problema que se resolvería en 1957 gracias al trabajo del químico e ingeniero Norbert Duffaut -primer catedrático de Química Orgánica y Organometálica de la Universidad de Burdeos (Francia)- quien logró sintetizar una molécula de silicio orgánico cuyo trabajo fue perfeccionado al colaborar con el doctor en ciencias y científico internacionalmente reconocido, el geólogo Loïc Le Ribault, a quien puede considerarse el padre de la Silicoterapia.

En artículos publicados en 1972 en la Academia de Ciencias, Le Ribault, descubrió como algunos cristales de cuarzo llevaban en su superficie una película de sílice amorfo soluble en agua. Tres años más tarde, desarrollo un método para la recolección de soluciones orgánicas del silicio. Fue durante estas experiencias donde descubrió fortuitamente la eficacia terapéutica de las mismas.

La leyenda cuenta que Le Ribault sufría una aguda psoriasis que afectaba a sus manos y que al introducirlas en una solución rica en silicio orgánico, extraído de la arena con la que trabajaba, observó con sorpresa como la psoriasis había desaparecido por completo. Siendo esto por lo que comenzó a estudiar el papel del silicio en el tratamiento de trastornos de la piel.

Beneficios del silicio:BENEFICIOS

Cualquier tipo de alteración, ya sea lesión o enfermedad, causa perturbaciones en la función de las células, lo que afecta a la polaridad o propiedades eléctricas de las mismas. El silicio orgánico es capaz de corregir estas perturbaciones y devolver al cuerpo a un estado de equilibrio. De esta forma las células son capaces de resistir infecciones y reparar los daños celulares, lo que explica propiedades tan variopintas y numerosas como las que se enumeran a continuación:

  • Protege la piel y mejora su aspecto ya que al ser un componente de la misma, contribuye en su arquitectura y elasticidad, siendo la deficiencia de silicio una de las causas de la aparición de arrugas y sequedad en la piel.
  • Es beneficioso para los dientes, uñas y el cabello, porque los fortalece.
  • Aumenta las defensas y fortalece el sistema inmune, ya que es capaz de desencadenar la producción de antígenos y anticuerpos.
  • Mejora los síntomas de la psoriasis: ya que mejora el sistema inmunitario y es capaz de regenerar la piel.
  • Protege los huesos y articulaciones: es una parte fundamental en la remineralización y restitución de la masa ósea y cartilaginósa. Su presencia es esencial para la síntesis de fibras, como la elastina y el colágeno, en las que el silicio se encuentra en gran medida. Esto es especialmente útil en problemas de osteoartritis.
  • Actúa contra la hipertensión, ya que mantiene la integridad de las arterias haciendo que sean mas impermeables frente a sustancias nocivas, lo que hace que la sangre circule mejor. Y por extensión protege al corazón y todo el sistema circulatorio.
  • Reduce los niveles de colesterol: al hacer las paredes de las arterias mas impermeables, el silicio orgánico evita que el colesterol malo (LDL) quede adherido a sus paredes.
  • Es un potente analgésico y antinflamatorio: es un poderoso anti-inflamatorio usado por muchos fisioterapeutas para aliviar tendinitis, contracturas y el dolor en las articulaciones.
  • A nivel externo se puede aplicar en quemaduras, llagas y heridas porque ayuda a su cicatrización.
  • Protege contra los radicales libres y la oxidación: gracias a su estructura electromagnética especial, se encuentra en constante búsqueda del equilibrio iónico, y por tanto, de la actividad antioxidante. Esto puede explicar porque algunos autores afirman que podría tener propiedades contra el cáncer.
  • Juega un papel importante en el metabolismo general del cuerpo: esta implicado en el proceso regenerativo de las células al restaurar el balance iónico de las que están dañadas o debilitadas y aumenta los intercambios celulares.
  • No es tóxico y es hipoalergénico.

El silicio orgánico no presenta toxicidad http://es.wikipedia.org/wiki/Toxicidad

alguna, estando presente en muchos de los alimentos que consumimos habitualmente.

Aplicaciones terapéuticas del silicio. 

Debido a sus multiples propiedades, el silicio tiene varias aplicaciones terapeúticas:

terápias

1. Enfermedades reumáticas:

En estas dolencias el silicio logra disminuir el dolor y la inflamación, provocando una gradual regeneración del cartílago de las articulaciones afectadas. Dando muy buenos resultados en el alivio de las dificultades de movilidad asociadas a estas afecciones.

El silicio determina la formación y estructura de huesos, tendones, ligamentos y cartílagos. De esta forma, un aporte adecuado de silicio asegura una buena salud osteoarticular, fortalece las articulaciones y previene su degeneración además de fortalecer y flexibilizar los huesos disminuyendo su porosidad e incrementando la fijación de los minerales en estos

2. Protector cardiovascular:

En la actualidad se sabe que el silicio protege las arterias de varias formas: Aporta consistencia al tejido elástico de la arteria, aumentando su flexibilidad, la impermeabiliza frente a los lípidos y los depósitos de calcio y mantiene la integridad enzimática que protege al tejido arterial de los cúmulos de grasas. Por tanto se pude afirmar que este mineral es un protector vascular que además, disminuye los niveles de colesterol y combate la hipertensión.

Según los estudios de los cardiólogos Duffaut y Roland Rager con silicio:

  • El deterioro de las fibras elásticas de las arterias está relacionado con la pérdida de silicio.
  • Las arterias de los niños presentan 4 veces más silicio que las de personas de edad avanzada.
  • El proceso de formación de placas de colesterol corre paralelo con la pérdida de silicio.
  • La pérdida de silicio hace que las fibras elásticas se deterioren y se fragmenten favoreciendo su permeabilidad a los lípidos. Hecho que antecede a los depósitos de grasas y calcio en las paredes arteriales.
  • A mayor pérdida de silicio, más profunda es la calcificación de la placa de colesterol.
  • Una arteria con ateromas tiene de 10 a 20 veces menos silicio que una arteria normal.
  • En definitiva, el silicio constituye un medio eficaz y sencillo de prevención y de tratamiento del deterioro de las arterias y un buen protector de la función cardiovascular.

3. Dermatología

El silicio es el elemento constitutivo mayoritario en todas las estructuras de sostén del organismo. Este activo ayuda a reestructurar el tejido conectivo y estimula los fibroblastos para que sinteticen el colágeno, por ello se emplea tanto en tratamientos anti edad, regeneración de la piel, flacidez (facial y corporal ), anti estrías y caída del cabello.

Fuentes naturales de Silicio orgánico:

Este elemento se encuentra principalmente en los cereales integrales: harina de avena integral, cebada, mijo, salvado de trigo y en la cáscara de los granos de arroz.

Algunos de los vegetales más ricos en silicio son el mastuerzo (vulgarmente conocido como berro hortelano o de jardín), la remolacha, las judías verdes, la alfalfa y los puerros. El perejil y las hortalizas de hoja verde, como la lechuga y las espinacas, también contienen una buena dosis de silicio. Por otro lado, las zanahorias y los tomates no sólo destacan por su riqueza en carotenos, sino que también poseen unos niveles altos de silicio.

FUENTES DE SILICIO

Asimismo, las frutas son una fuente natural de silicio. Las más destacadas son el plátano, el aguacate, las cerezas, el coco, la manzana y la naranja. Las uvas pasas aportan antioxidantes y también ayudan a mantener cargadas nuestras reservas. Los frutos secos, en especial las almendras y los cacahuetes, brindan una considerable cantidad de silicio. También se encuentra en las carnes y en algunos alimentos procesados pero su concentración es bastante inferior a la de los vegetales y alimentos sin procesar.

Por último, además de los alimentos ya mencionados, la cola de caballo y el diente de león son ricos en ácido silícico.

Puedes aportar silicio a tu organismo, siguiendo una dieta equilibrada y con suplementos naturales.

Puedes comprar silicio orgánico en tu farmacia online o parafarmacia http://www.farmadina.com

Allí encontrarás los siguientes productos:

SILICIO ORGÁNICO