Autismo o Trastorno del espectro autista

QUÉ ES EL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

El autismo o Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un espectro de trastornos caracterizados por un grave déficit del desarrollo, permanente y profundo. Afecta a la socialización, comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional y se evidencia mediante conductas repetitivas o inusuales. Los síntomas son la falta de interacción social (muestran dificultad para relacionarse con otros niños de la misma edad, poco o nulo contacto visual, evitan el contacto físico, no responden al ser llamados por su nombre, no tienen lenguaje y si lo tienen presenta alteraciones), las estereotipias (movimientos repetitivos), poca tolerancia a la frustración, risas o llantos sin motivo aparente, presentan hiperactividad o son muy pasivos, no hay juego simbólico y carecen de juego creativo. La mayoría de estos síntomas pueden aparecer entre los 18 y 36 meses de edad, comenzando con retrocesos en el desarrollo del niño.

Autismo u Trastorno del espectro autista (TEA)

 

Cuando hablamos de autismo y de personas con autismo estamos hablando de un conjunto de alteraciones semejantes, pero cuya manifestación varía mucho en grado y forma de unas personas a otras. Por lo tanto, la idea de tomar el autismo como un continuo (espectro) más que como una categoría única, nos ayuda a entender que cuando hablamos de autismo y otros trastornos generalizados del desarrollo estamos empleando términos comunes para hablar de personas muy diferentes.

Muchas organizaciones y grupos de apoyo brindan información adicional y ayuda sobre el TEA.

CAUSAS DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

Los científicos coinciden en establecer que los síntomas de los trastornos del espectro del autismo son el resultado de alteraciones generalizadas del desarrollo de diversas funciones del sistema nervioso central, aunque no se conocen las causas exactas de este trastorno.

Está claro que no se trata de una causa biológica única, sino que hay que considerar varios factores que pueden estar implicados. En la mayoría de los casos hay que considerar factores hereditarios.

Sin embargo, los genes por si solos no pueden explicar todas las variaciones que se dan dentro del espectro de autismo. Hay que tener en cuenta la interacción entre el potencial genético y el entorno biológico antes y durante el nacimiento.

En algunos casos se ha establecido una gran relación entre los trastornos del espectro del autismo y algunas patologías genéticas – fenilcetonuriaesclerosis tuberosaneurofibromatosisX Fragil.

Algunos investigadores creen que la causa podría ser un daño en la amígdala cerebral. También se especula si un virus puede ser la causa que desencadene los síntomas.

La evidencia de un mecanismo casual biológico y orgánico en el autismo es aplastante. No hay ninguna relación causal entre las actitudes y las actuaciones de los padres y las madres y el desarrollo de los trastornos del espectro del autismo.

El aumento en el número de niños con TEA en los últimos tiempos, no se debe a una mayor incidencia del trastorno en la población, sino al mejor diagnóstico y a las nuevas definiciones de TEA que incluye ahora afecciones que solían diagnosticarse por separado:

SÍNTOMAS DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

La mayoría de los padres de niños con TEA sospechan que algo no está bien cuando el niño tiene 18 meses y buscan ayuda hacia los 2 años de edad.

síntomas del autismo, trastorno del espectro autista, TEA

síntomas del autismo, trastorno del espectro autista, TEA

Existen algunos síntomas típicos que pueden manifestarse entre los 18 y los 36 meses:

  • Sordera aparente, no responde a las llamadas y parece que oye algunas cosas y otras no.
  • No persigue por la casa a los miembros de la familia ni alza los brazos cuando está en la cuna para que le cojan. Parece que los ignora.
  • Cuando se le coge de la cuna o el parque no sonríe ni se alegra.
  • No señala con el dedo para compartir experiencias ni para pedir.
  • No mira a las personas ni lo que están haciendo.
  • Cuando se cae no llora ni busca consuelo.
  • Es excesivamente independiente.
  • Reacciona desproporcionadamente a algunos estímulos siendo muy sensible a algunos sonidos o texturas.
  • No reacciona cuando se le llama por su nombre.
  • Prefiere jugar solo.
  • No dice adiós.
  • No sabe jugar con los juguetes

A partir de los 36 meses se pueden observar otras conductas además de las anteriores:

  • Tiende a ignorar a los niños de su edad, no juega con ellos ni busca interacción.
  • Presenta un juego repetitivo y utiliza objetos y juegos de manera inapropiada, ejemplo: gira constantemente los objetos, juega con trocitos de papel delante de los ojos, alinea objetos…
  • Puede presentar movimientos esteriotipados o repetitivos como aleteo con las manos, saltitos, balanceo… camina de puntillas.
  • Ausencia de lenguaje, o éste es repetitivo y sin significado aparente con tono de voz inapropiado. No dice cosas que antes decía.
  • No existe imitación.
  • Evita la mirada y el contacto.
  • Parece cómodo cuando está solo
  • Tiene problemas para aceptar cambios en su rutina.
  • Tiene apego inusual a ciertos objetos.
  • Tiene muchas rabietas.
  • Está en su mundoConsulte sin falta a un especialista si nota que su hijo:
  • No balbucea o no hace gestos de interacción con 12 meses.
  • No dice palabras aisladas con 16 meses.
  • No dice frases completas con 24 meses.
  • Presenta regresión o pérdida de habilidades adquiridas a cualquier edad.

Los síntomas pueden variar de moderados a graves y de un individuo a otro. Así pacientes con un mismo diagnóstico puedan presentar una enorme variabilidad en sus características externas, dependiendo del nivel de afectación en los componentes de desarrollo social, comunicativo lingüístico, de la flexibilidad y la simbolización, de la presencia y grado de discapacidad cognitiva, etc.

EPIDEMIOLOGÍA DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

Aproximadamente 1 de cada 110 niños presentan TEA. El TEA está presente en todas las razas, etnias y grupos socio-económicos, aunque es entre 4 y 5 veces más probable entre la población masculina que entre la femenina.

En gemelos idénticos, si uno presenta TEA, la probabilidad de que el otro también lo presente es del 60-96%. Padres con un hijo/a con TEA tienen entre un 2-8% de posibilidades de tener un segundo hijo con TEA.

DIAGNOSIS DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

Los TEA pueden ser difíciles de diagnosticar, porque no existen en la actualidad pruebas médicas fiables, como los análisis de sangre, que diagnostiquen estos trastornos. Para hacer un diagnóstico, los médicos evalúan la conducta del niño y su desarrollo.

Los TEA se pueden detectar, en ocasiones, a los 18 meses o antes. Hacia los dos años de edad, el diagnóstico que haga un profesional experimentado se puede considerar muy fiable. Sin embargo, muchos niños no reciben un diagnóstico definitivo hasta que tienen más edad. Este retraso significa que hay niños con TEA que no reciben la ayuda que necesitan.

El diagnóstico de los TEA se hace en dos etapas:

  • Evaluación del desarrollo: prueba corta para saber si el niño está aprendiendo las destrezas básicas o si presenta retrasos. Todos los niños deben ser examinados para detectar retrasos del desarrollodurante las visitas regulares al pediatra a los 9, 18, 24 o 30 meses.
  • Evaluación diagnóstica integral: Evaluación exhaustiva que incluye examen de la conducta, del desarrollo y entrevista a los padres. También puede incluir pruebas de audición, vista, genéticas, neurológicas…

TRATAMIENTO DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

En este momento, no existe cura para el TEA. La intervención temprana, apropiada e intensiva mejora en gran medida el pronóstico de la mayoría de los niños con TEA. La mayoría de los programas se basan en los intereses del niño en un programa de actividades constructivas altamente estructurado.

El mejor plan de tratamiento puede utilizar una combinación de técnicas que abarcan:

En la actualidad contamos con diferentes modelos de intervención basados en distintas perspectivas teórico prácticas. La intervención psicoeducativa y farmacológica (en los casos que se precise) ha demostrado ser la técnica eficaz para mejorar las habilidades de los niños con TEA para manejar el mundo.

TERAPIAS PSICOEDUCATIVAS EN EL TRATAMIENTO DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

En la actualidad se desarrollan infinidad de intervenciones psicoeducativas en población con TEA. Aunque existe controversia en cuanto a la clasificación, las intervenciones se pueden clasificar en:

Según los modelos teóricos de las intervenciones

    • Modelos conductuales
      • Modelos Clásicos
        • Intervención Temprana Conductal Intensiva, (EIBI): Instrucción intensiva uno a uno. Se centra en áreas de déficit severo y en contextos estructurados.
        • Análisis Conductual Aplicado, (ABA): Pretende mejorar la comunicación y habilidades sociales. Integra a los niños con sus iguales en los contextos típicos.
        • Entrenamiento por Ensayos Discretos, (DTT): Desmenuza habilidades en pequeños pasos que después se enseñan de forma gradual.
      • Modelos Contemporáneos Más efectivas que las tradicionales.
        • Apoyo Conductal Positivo PBS: Ayuda a adquirir conductas socialmente aceptables y a superar las problemáticas.
        • Evaluación Funcional: Descripción de conductas problemáticas, identificación de predictores y motivos de dichas conductas y consecuencias que las mantienen.
        • Entrenamiento en Comunicación Funcional, (FCT): Valora malas conductas y las sustituye por respuestas comunicativas que cumplan igual función.
        • Enseñanza Naturalista: Aproximaciones naturalistas de enseñanza que persiguen efectos duraderos y buscan la generalización de resultados.
          • Enseñanza Incidental: Estructura y secuencia objetivos educativos para desarrollar en las actividades cotidianas. Son interesantes y motivadoras.
          • Enseñanza Natural del Lenguaje: Incorpora aspectos de la adquisición normal del lenguaje, enmarcando la enseñanza en los contextos cotidianos.
          • Entrenamiento en Conductas Pivote (PRT): Basado en el juego, aborda respuesta a claves ambientales, motivación, autonomía y habilidades sociales.
          • Enseñanza del Entorno: Mejora la comunicación y habilidades sociales en contextos naturales y actividades cotidianas con refuerzos naturales.
    • Modelos del desarrollo
      • Modelo Social-Pragmático de Desarrollo (DSP): Ponen énfasis en la iniciación, la espontaneidad en la comunicación y la motivación, utilizando actividades naturales.
      • Intervención basada en el Desarrollo de Relaciones (RDI): Enseña al niño a participar en procesos interactivos, en lugar de instruir en habilidades específicas.
      • Modelo Greenspan o terapia de juego en suelo o Intervención del desarrollo basada en las relaciones y las diferencias individuales (DIR): Promueve interacciones personales para facilitar el dominio de las habilidades de desarrollo.
      • Enseñanza Receptiva: Currículum de intervención temprana diseñado para manejar las necesidades cognitivas, de lenguaje y socioemocionales de niños pequeños.
  • Según las áreas funcionales en las que se centran las intervenciones
    • Intervenciones centradas en la comunicación
      • Comunicación facilitada (FC): Mantiene que las dificultades del autismo se deben a alteraciones del movimiento. Ha recibido duras críticas y se desaconseja su uso.
      • PECS (Picture Exchange Communication Systems): Programa para enseñar a interactuar mediante dibujos, símbolos, fotografías de los artículos deseados.
      • Enfoque de Conducta Verbal (VB): Método dentro del ABA, que se centra en las variables ambientales responsables.
      • Comunicación Total (Benson Schaeffer): Supone el uso de dos códigos simultáneos: el código oral o habla y el código signado o signos.
      • Comunicación alternativa y Aumentativa (CAA): Incluye todas las formas de comunicación (distintas a la oral) para expresar pensamientos, necesidades e ideas.
    • Intervenciones centradas en las interacciones sociales
      • Entrenamiento en Habilidades Sociales: Incluye desarrollo cognitivo, motriz, social y de comunicación, juego, compromiso y conductas desafiantes.
      • Historias Sociales: Historias cortas, escritas en primera persona para niños con TEA, para facilitar su comprensión de las situaciones sociales.
    • Otras intervenciones
      • TEACCH o enseñanza estructurada: Su fin es lograr el máximo grado de autonomía a todos los niveles de funcionamiento.
      • El Modelo de Denver: Busca mantener a los niños el mayor tiempo posible involucrados en relaciones sociales y la enseñanza intensiva.
      • SCERTS: Desarrollado por profesionales de distintas disciplinas, ofrece guías para ayudar en la comunicación, mientras se previene los problemas de conducta.
      • Terapia de la vida diaria: Se pretende una educación holística del niño basada ejercicio físico vigoroso, estabilidad emocional y estimulación intelectual.
      • Programa LEAP: Entrenamiento grupal: ofrece intervención a 10 niños sin TEA y 4 niños con TEA. Logopeda, terapeuta ocupacional y fisio trabajan con el niño.

FARMACOLOGÍA EN EL TRATAMIENTO DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

No existe ningún medicamento para tratar el TEA en sí mismo; sin embargo, con frecuencia se utilizan medicamentos para tratar problemas emocionales o de comportamiento que puedan tener las personas con TEA, como: agresión, ansiedad, problemas de atención, compulsiones extremas que el niño no puede parar, hiperactividad, impulsividad, irritabilidad, cambios en el estado anímico, explosiones de ira o cólera, dificultad para dormir, rabietas…

Actualmente, sólo la risperidona está aprobada para el tratamiento de niños de edades entre 5 y 16 años que presenten irritabilidad y agresión con el TEA. Otros medicamentos pueden ser estabilizadores del estado de ánimo y estimulantes.

Estudios realizados sugieren que el DMG (N, N-Dimetilglicina), puede servir para paliar o corregir muchos de los síntomas del autismo. El DMG es el principio activo del ácido pangámico (también llamado Vitamina B15). Es de gran ayuda como calmante, en casos de falta de sueño, nerviosismo, estrés excesivoy favorece el rendimiento mental. Ayuda al equilibrio en el comportamiento de las personas y mejora sus habilidades para socializar en grupo. Por estas razones el DMG como suplemento nutricional mejora en las personas autistas los episodios de comportamientos explosivos y parece ayudar a su bienestar general, e incrementa su capacidad de comunicación y atención.

Es importante señalar, que se ha comprobado que ayuda a las personas autistas en la mejora del lenguaje verbal y la capacidad de atención. Consulte a su médico sobre este suplemento.


AUTISMO, TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA, DMG

PRONÓSTICO DEL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

Con la terapia adecuada, muchos de los síntomas de TEA se pueden mejorar. La mayoría de las personas con TEA siguen teniendo algunos síntomas durante todas sus vidas, aunque son capaces de vivir con sus familias o en la comunidad.

DIETA EN EL AUTISMO O TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA, TEA

Algunos niños con autismo parecen responder a una dieta libre de gluten o caseína. El gluten se encuentra en alimentos que contienen trigo, centeno y cebada. La caseína se encuentra en la leche, el queso y otros productos lácteos. No todos los expertos están de acuerdo en que los cambios en la dieta sean beneficiosos y no todos los estudios de este método han mostrado resultados positivos.

Si está pensando en estos o en otros cambios en la dieta, hable con un médico especializado en el aparato digestivo (gastroenterólogo) y con un dietista certificado.

Puedes comprar DMG en tu farmacia online o parafarmacia http://www.farmadina.com