Se dice que si se quiere saber la edad de una persona hay que échale un vistazo a sus codos. Conforme cumplimos años, los codos se arrugan, cuelgan, están ásperos, con piel seca y con un aspecto nada favorecedor. Esto se debe a que, dentro de los cuidados de la piel, hay determinadas zonas a las …